Seleccionar página

Cómo generar ideas según la fase en la que esté tu negocio

¿En qué momento una emprendedora puede dejar de tener ideas para que su negocio funcione? Bingo!

Nunca.

Jamás.

Never.

Siempre tenemos que estar creando, aportando valor, reinventándonos y creciendo personal y profesionalmente

El problema es la teoría está muy bien pero hay ocasiones en las que nos sentimos bloqueadas, incapaces de generar el contenido y las propuestas que nos gustaría, absolutamente faltas de inspiración. Y lo realmente preocupante es que suele suceder más a menudo de lo que imaginamos. 

Pero no está todo perdido ni tienes que conformarte con estos altibajos de creatividad. Por eso quiero contarte dónde vas a encontrar la inspiración que necesitas según la fase en la que se encuentre actualmente tu negocio.

Si has tomado la determinación de emprender y te encuentras en el punto inicial de decidir en qué enfocarás tu proyecto es el momento de mirar hacia dentro. La inspiración que necesitas para orientarte en este momento está dentro de ti, en lo que te apasiona, en tus talentos y fortalezas. Tu negocio debe reflejar quién eres y para eso es imprescindible un trabajo de introspección y autoconocimiento que no siempre es sencillo porque nos suele faltar objetividad. No tenemos objetiva respecto de nosotras mismas. En muchas ocasiones la clave es buscar ayuda para conseguir un punto de vista diferente para conocernos de verdad y ver todo el potencial del que disponemos. No se trata de que otra persona te dé la respuesta sino de que te ayude a descubrir las que ya guardas dentro de ti. 

 

Quizá ya hayas arrancado tu proyecto y eres capaz de decir a qué te dedicas pero puede que no tengas tanta claridad a la hora de explicar cómo y para quien lo haces. Porque seguramente en estos momentos estés intentando decidir cuáles son los productos o servicios que ofrecerás a partir de ahora. Si este es tu caso ponte el traje de observadora, saca lupa y prismáticos y analiza detenidamente lo que te rodea: desde ese cliente ideal al que quieres enamorar y que debes conocer mejor de lo que se conoce a sí mismo, hasta los competidores de tu sector pasando por esas necesidades del público que no están aún cubiertas o donde tú puedes marcar la diferencia.

 

Tener experiencia y un negocio consolidado que funciona desde hace tiempo no te exime de tener que generar nuevas ideas. ¿Recuerdas aquello de renovarse o morir? Pues se aplica totalmente al mundo empresarial porque un emprendimiento que no evoluciona y se actualiza está condenado a desaparecer. Tú ya tienes un público consolidado, experiencia en tu nicho y una trayectoria que te avala pero que, a la vez, es una resistencia a introducir cambios. Quien puede aportarte las mejores ideas aquí son tus propios clientes, porque ellos también cambian y evolucionan. Así, sus nuevas necesidades y deseos serán la fuente de inspiración para darle una vuelta a lo que ya estás haciendo y ofrecer un aire nuevo sin perder tu esencia. 

 

Y tú ¿en cuál de estas fases te encuentras? ¿Cuál es la mayor dificultad que encuentras a la hora de generar nuevas ideas? 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies